Durante dos meses hemos estado haciendo mejoras en la tienda de Corredera Baja de San Pablo, no nos podemos permitir cerrar al público así que nos hemos tenido que organizar para hacerlo los Domingos y Lunes por la mañana, por lo que hubo quien pensó que nos habíamos ido, pero no, aún estamos aquí. 

Primero hizimos el suelo, después las paredes y por fin ha llegado el momento de hacer el mobiliario. Después de cinco años, los burros que nos han servido para crecer pasan a ayudarnos en el almacén.
Siempre hemos dicho que hay que reciclar y darle una segunda oportunidad a las cosas. A nuestros clientes les aconsejamos que hay que consumir responsablemente, les asesoramos cómo poder usar más veces un traje, cómo combinar las prendas nuevas con otras que ya tenemos y siguiendo nuestros principios el mobiliario es de segunda mano.
Para esta nueva etapa hemos decidio colaborar con la asociación Remar y coger muebles de sus centros rescatándolos del olvido y dándoles una segunda oportunidad. No hemos buscado muebles de superdiseño, tan sólo buscábamos utilidad y y que llamaran nuestra atención por algo.
Estas piezas han sido las que hemos seleccionado para nuestra nueva etapa. Esperamos que os guste el resultado que publicaremos en breve.

 

 

 

 

 

  • admin